¿Qué es el Zika?

El virus del Zika se transmite a las personas principalmente a través de la picadura de mosquitos del género Aedes, sobre todo la especie Aedes aegypti en las regiones tropicales. Los mosquitos Aedes suelen picar durante el día, sobre todo al amanecer y al anochecer, y son los mismos que transmiten el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla

Asimismo, es posible infectarse de Zika por medio de transmisión sexual. Actualmente, se vienen investigando otros modos de transmisión, como las transfusiones de sangre. 

El periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la picadura y la aparición de los síntomas) de la enfermedad por el virus del Zika no está claro, pero probablemente sea de pocos días. 

Síntomas:

  • Fiebre de 40ºC
  • Erupciones cutáneas
  • Conjuntivitis
  • Dolores musculares y articulares
  • Malestar
  • Cefaleas (dolores de cabeza) que suelen durar entre 2 y 7 días. 

El virus del Zika es un flavivirus transmitido por mosquitos, el cual se identificó por promera vez en algunas especies de macacos que eran estudiados a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla (Uganda, 1947). Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzania. Se han registrado brotes de enfermedad por este virus en África, las Américas, Asia y el Pacífico. 

Entre los años sesenta y los ochenta se detectaron infecciones humanas en África y Asia, generalmente acompañadas de enfermedad leve. El primer gran brote se registró en la Isla de Yap (Estados Federados de Micronesia) en 2007. En julio de 2016, Brasil notificó una asociación entre la infección por el virus de Zika y el síndrome de Guillain-Barré y en octybre del mismo año, su asociación con la microcefalia.

Fuente: https://www.who.int/topics/zika/es/