Por primera vez se demuestra la interrupción de la transmisión del dengue a través del control biológico con la Wolbachia

World Mosquito Program demostró por primera vez que la tecnología de control biológico con Wolbachia ha interrumpido, por cuatro años seguidos, la transmisión local del dengue en Townsville, Australia.

Los resultados sobre el primer despliegue en esta ciudad del norte de Australia, fueron publicados en la página Gates Open Research.

El profesor Scott O´Neill, director e investigador principal de WMP, aseguró que los resultados del estudio abren el camino hacia su despliegue en las grandes ciudades.

“Estamos encantados con que los datos muestren que no ha habido transmisión de dengue durante las últimas cuatro temporadas de lluvias, gracias al establecimiento de la Wolbachia en áreas de liberación específicas. Esto se compara con los años anteriores a las liberaciones, cuando los casos de dengue representaban un continuo problema”.

“A un costo de alrededor 15 dólares por persona, la prueba en Townsville demuestra que el control biológico con Wolbachia puede implementarse de manera rápida, eficiente y rentable para brindar a las comunidades continua protección contra las en enfermedades transmitidas por mosquitos", dijo el profesor O'Neill.

“Los resultados establecen las bases para la implementación de la investigación en ciudades más grandes, a nivel mundial, donde esperamos reducir el costo a 1 dólar por persona”.

Es importante resaltar que las liberaciones de mosquitos con Wolbachia fueron aceptadas por la comunidad.

“Desarrollamos un Modelo de Aceptación Pública para garantizar el conocimiento y aceptación del programa por parte de la comunidad de Townsville, que demostró ser efectivo”.

“Confiamos en que nuestro enfoque será adecuado para otras ciudades, con la adaptación local se proporcionará un marco a nivel mundial para ampliar nuestra investigación”.

“En Townsville, la comunidad no solo aceptó el control biológico con Wolbachia, sino que fueron sus residentes y estudiantes quienes cultivaron y liberaron sus propios mosquitos”.

Desde el inicio del programa en  2014, en Townsville, con una población de más de 187.000 habitantes, World Mosquito Program, anteriormente conocido como Eliminar el Dengue, se ha expandido a otros 11 países  y a ciudades como Yogyakarta en Indonesia, Río de Janeiro en Brasil y Medellín en Colombia.