Los líderes comunitarios los mejores aliados para la implementación del World Mosquito Program

A lo largo de la historia los líderes comunitarios han sido actores clave para el World Mosquito Program.

Su vinculación activa al proyecto ha permitido la implementación del mismo apoyando la divulgación, aclararando las preguntas de la comunidad, legitimando la aceptación de los residentes y facilitando las labores de monitoreo y las liberaciones en el territorio.

A continuación, presentamos la historia de tres líderes comunitarios que han sido fundamentales en la difusión de nuestro proyecto en sus comunidades.

Diana Mejía: líder comunitaria de la comuna Guayabal de Medellín.  Luego de que en su barrio se identificaran varios casos de dengue, se dio cuenta de la importancia de compartir información a sus vecinos sobre el cuidado de la salud y el medio ambiente.  Asimismo, se comprometió con el World Mosquito Program a apoyar las actividades en su comuna para proteger a la comunidad de las enfermedades transmitidas por mosquitos.

"Desde el momento en que el WMP propuso una solución alternativa, inmediatamente nos lanzamos", dice Diana, "porque conocemos las dificultades que surgen en el control de mosquitos, debido a las particulares condiciones ambientales en que vivimos".

 

José Vahos: ecologista apasionado y líder comunitario de Bello. Comenzó organizando talleres con los estudiantes y con los miembros de la comunidad para difundir la iniciativa del World Mosquito Program. Don José confía en esta alternativa natural porque es segura para las personas, los animales y el ambiente. "Creo que en temas de salud pública, la educación es poder", dice don José, "y debemos tener en cuenta que, como comunidad, debemos participar para estar al tanto de las iniciativas de salud pública".

Blanca Barrera: maestra jubilada y líder de la comunidad de Manrique en Medellín. Trabaja con grupos de mujeres proporcionando información básica sobre salud comunitaria. Ella cree que compartiendo conocimiento se construyen comunidades más fuertes y preparadas para abordar los problemas de salud, como las enfermedades transmitidas por mosquitos.

"Eso es lo que más me gusta de participar en el Programa Mundial contra los Mosquitos", dice Blanca. "Aprendo sobre el método y paso ese conocimiento a las personas de la comunidad, quienes comparten sus experiencias con nosotros y juntos construimos nuevos conocimientos". World Mosquito Program está trabajando en Colombia para proteger a las comunidades locales de enfermedades transmitidas por mosquitos, como el dengue, el Zika y el chikungunya.

En Colombia, más de 25 millones de personas, están en riesgo de contraer dengue. Se han producido varios brotes en los últimos años y el número de casos de Zika aumentó rápidamente después del brote mundial presentado en 2015. 

Luego de extensas actividades de participación comunitaria en mayo de 2015, la comunidad del barrio París de Bello, dio la bienvenida a las primeras liberaciones de mosquitos con Wolbachia en el país.

Las liberaciones se produjeron después de casi dos años de trabajo en los laboratorios de Pecet de la Universidad de Antioquia, y después de un amplio compromiso con la comunidad local. 

A principios de 2017, tras los resultados alentadores de los ensayos a pequeña escala realizados en París, World Mosquito Program, amplió su proyecto en el departamento de Antioquia.

Actualmente, el estudio de investigación a gran escala está en marcha en Bello y Medellín. Además de medir el impacto de la Wolbachia en la transmisión de enfermedades transmitidas por mosquitos, se espera que esta investigación demuestre una reducción significativa en nuevos casos de dengue, Zika y chikungunya.