Preguntas frecuentes

¿A las mascotas y demás animales también les da dengue, Zika o chikungunya?

No, estos virus no se desarrollan dentro del cuerpo de los mamíferos, sólo en los seres humanos.

En los insectos, como los mosquitos, se desarrollan solo en aquellos que se encuentran dentro del grupo de vectores.

¿En qué etapa de la vida del mosquito es inyectada la bacteria Wolbachia?

La bacteria Wolbachia es inyectada a los huevos de mosquito.

¿Cuál es el tiempo estimado para que la bacteria se establezca en el medio?

Se espera que la bacteria comience a establecerse entre la población de mosquitos durante las 12 semanas que dura el periodo de liberaciones. En caso contrario, será necesario reforzar con un segundo periodo de liberaciones.

Después de introducida la bacteria en los mosquitos ¿cuánto tiempo se espera que se siga transmitiendo a las nuevas generaciones?

Por medio de los monitoreos de mosquitos con Wolbachia efectuados por World Mosquito Program en Australia, se ha evidenciado que la bacteria puede mantenerse, de una generación a otra durante 5 años, pero se contempla que haya un periodo mayor de transmisión.

¿Qué le hace la Wolbachia al virus para que no se transmita a otras personas?

La Wolbachia dentro del cuerpo del mosquito funciona como una barrera contra el virus. Cuando un mosquito con Wolbachia pica a una persona con dengue, el virus no es capaz de desarrollarse dentro de su cuerpo, por lo tanto, no puede transmitirlo a las personas a través de la picadura.

¿Cómo se puede diferenciar un mosquito con Wolbachia de uno sin ella?

A simple vista no es posible diferenciarlos.  Es por ello que recomendamos que las personas continúen con sus hábitos de protección contra las picaduras de mosquitos.

¿El cambio climático afectará a la eficacia a largo plazo de la Wolbachia como un método de control de la trasmisión del dengue?

No hay ninguna razón para pensar que el cambio climático pueda influir en la eficacia del control biológico con Wolbachia debido a que funcionará bajo diferentes escenarios climáticos.

El cambio climático tiene la posibilidad de influir en disponer el hábitat adecuado para la reproducción del mosquito, un ejemplo de ello es el aumento de agua en los tanques de agua lluvia alrededor de las casas.

Un beneficio potencial del método de control del dengue, del Zika y del chikungunya con Wolbachia es que es autosuficiente dentro de la población de mosquitos. Esto significa que la Wolbachia y su capacidad para interrumpir la transmisión de estos virus, se adaptarán a los cambios en la distribución de mosquitos debido al cambio climático.

¿Se puede emplear este método para el control de otros mosquitos que transmiten otras enfermedades?

El método de control biológico con Wolbachia también puede ser utilizado para controlar la transmisión de otras enfermedades transmitidas por vectores. Los investigadores del programa World Mosquito Program han demostrado que los mosquitos portadores con Wolbachia pierden la capacidad de transmitir otros virus a seres humanos como la fiebre amarilla, así como los parásitos que causan la malaria.

¿Cuál es el tipo de Wolbachia utilizada por World Mosquito Program?

Existen diferentes tipos y cepas de Wolbachia

WMP utiliza cepas que sólo existen dentro de las células de insectos como la wMel y wMelPop, las cuales no tienen ningún vínculo con enfermedades.

 

¿Se puede transmitir la bacteria Wolbachia a las personas?

Los mosquitos no pueden transmitir la Wolbachia a los humanos cuando pican porque la bacteria es demasiado grande y no cabe por el conducto de la glándula salival, osea, que la bacteria permanece en el cuerpo del mosquito.

Muchas especies de mosquitos portan de forma natural la Wolbachia, y estos comúnmente pican a las personas sin ningún efecto adverso.

 

¿La Wolbachia es perjudicial para el ambiente?

No, la Wolbachia es una bacteria natural que se encuentra dentro del 60% de todas las especies de insectos del planeta, entre ellos muchos mosquitos que pican a las personas.

¿Qué tan segura es la Wolbachia?

World Mosquito Program ha demostrado que la Wolbachia es segura al permitir (en países donde las leyes lo permiten) que los mosquitos se alimenten directamente de los investigadores de forma rutinaria.

La Wolbachia no se puede transmitir a los seres humanos, debido a que es demasiado grande para viajar por los conductos de las glándulas salivales de un mosquito, es decir, que no puede ser transmitida a través de la picadura. Además, solo vive dentro de las células de los insectos y solo puede ser transmitida, entre ellos, a través de la cópula.

¿Cómo se propaga la Wolbachia entre la población local de mosquitos?

La Wolbachia sólo se puede transmitir a través del proceso de reproducción de los mosquitos, es decir, de madre a hijo.  

Cuando un mosquito macho portador de Wolbachia se cruza con una hembra que no la tiene, los descendientes no tendrán la Wolbachia, pero cuando una hembra portadora de Wolbachia se cruza con un macho que no la tiene, los descendientes tendrán la Wolbachia. Inicialmente, este efecto reproductivo será pequeño ya que habrá pocos mosquitos portadores de Wolbachia en la población, pero a lo largo de sucesivas generaciones, el número de machos y hembras de los mosquitos infectados con Wolbachia aumenta.

¿Qué efecto tiene la Wolbachia sobre los mosquitos que transmiten los virus dengue, Zika y chikungunya?

La Wolbachia reduce la capacidad de los mosquitos Aedes aegypti para infectarse con el virus dengue, Zika y chikungunya.

Cuando un mosquito con Wolbachia pica a una persona infectada con dengue, Zika o chikungunya, la Wolbachia impide que el virus se reproduzca en su cuerpo; si los mosquitos no pueden infectarse con estos virus, no pueden transmitirlo entre las personas.

¿Qué es la Wolbachia?

La Wolbachia es una bacteria que sólo vive dentro de las células de los insectos, se encuentra naturalmente hasta en el 60% de las especies de insectos del planeta, incluyendo mariposas, libélulas y moscas de la fruta, así como en muchas especies de mosquitos que pican a las personas pero no transmiten la enfermedad.

A pesar de la amplia gama de insectos portadores de Wolbachia, ésta no es infecciosa y no puede ser transmitida a los animales de sangre caliente ni a los seres humanos.

¿El cambio climático, a largo plazo, podría afectar a la eficacia de la Wolbachia como un método de control de la trasmisión del dengue, Zika y chikungunya?

El cambio climático tiene la posibilidad de influir en disponer el hábitat adecuado para la reproducción del mosquito, incluso en lugares donde ellos no han estado presentes, ejemplo de ello es el aumento de agua lluvia que se deposita en los tanques alrededor de las casas, o el aumento de la temperatura que propicia la reproducción de los mosquitos en zonas con diferente altura sobre el nivel del mar de lo conocido hasta el momento.

Estas afectaciones del cambio climático se dan en las poblaciones de los mosquitos de manera independiente a que porten o no la bacteria Wolbachia.  Un beneficio potencial del método de control del dengue con Wolbachia es porque la bacteria permanece autocontenida dentro de la población de mosquitos. Esto significa que la Wolbachia y su capacidad para interrumpir la transmisión del dengue, Zika y chikungunya y otros virus, se adaptará a los cambios en la distribución de mosquitos como consecuencia del cambio climático.

Precisamente por lo anterior, el control de los criaderos de los mosquitos debe ser una actividad permanente para el control de estas enfermedades, independiente que tengan la Wolbachia o no.

¿Este método es eficaz en el largo plazo?

Es muy difícil predecir cuánto tiempo será efectivo el control biológico con Wolbachia.

Podríamos imaginar que la eficacia del método podría disminuir con el tiempo, pero no tenemos ninguna forma de predecir la rapidez con que podría suceder. Si la efectividad se prolonga por varias décadas, será un gran beneficio en la lucha mundial para controlar el dengue.

La posibilidad de un control efectivo, pero transitorio, no debe ser vista como un atributo negativo de esta tecnología. Muchas medidas de control se vuelven menos eficaces con el tiempo. Por ejemplo, muchas plagas de insectos han mostrado aumento de la resistencia a los insecticidas químicos. Sin embargo, estas herramientas han sido increíblemente valiosas para salvar vidas humanas de las principales enfermedades, como el dengue y la malaria.